Buscar
  • Luis Marty

"Dentro" y "fuera"

A la hora de afrontar cualquier situación en general y una competición en particular, es de sobra conocido que en ambos casos el desarrollo de las mismas no las llevamos a cabo solo de manera externa, sino también interiormente, en nuestra mente. Podríamos decir que el partido se juega "dentro y fuera".

Es decir, que aquello a lo que nos enfrentamos, ya sea un partido de pádel, una reunión laboral o presentar un trabajo en clase, siempre debemos abordar un diálogo interno - que, dependiendo del día, puede ser más o menos positivo -, así como el lenguaje corporal, de cara al exterior.

Ahora bien, en el caso del partido de pádel, has de gobernar - no controlar - tus pensamientos y tu cuerpo por dentro para autoconvencerte y convencer - no reprimir ni engañar - a tu rival de que estás en el partido.

Demuéstrate a ti mism@ por dentro de que quieres seguir en el partido, con frases de automotivación, recordando situaciones complicadas que superaste con éxito en el pasado.

Asimismo, muéstrale a tu rival, con una pose de autodeterminación y pundonor, que no te rendirás, aunque por dentro estés pasando un bache de confianza o dudas, de lo cuál no debes dar pistas a tu rival porque podría aprovecharse de ello. Obviamente, en paralelo, también deberías estar gestionando este bajo nivel de confianza.

Entrando en la analogía de la reunión laboral, en este caso también deberías manejar tus pensamientos, regular los nervios, etc "por dentro" y, a la vez, mostrar confianza y seguridad ante tu audiencia "por fuera".

En este caso nunca les dirías a los asistentes que estás muy nervios@ y que no tienes ganas de estar en la reunión, aunque sea cierto. Tampoco tirarías el portátil al suelo si no te estuviera saliendo la presentación como esperabas.

¿Por qué hacerlo con tus rivales cuando compites?

Por desgracia, cada vez se ve a más jugadores golpeando su raqueta contra el suelo o gritando improperios del tipo "soy malísim@", "hoy no tengo mi día con la volea"... cuando fallan. Cuando se hace esto, se puede decir que estamos "fuera (del partido) y dentro (de la espiral negativa PEAC: de pensamiento, emoción, acción y consecuencia)".

Se puede decir que cuanto más dentro (enfocado) estoy en el partido, más posibilidades tengo de rendir al máximo y de meter más bolas dentro de la pista.

Por contra, cuanto más fuera estoy de él - pensando en factores externos que no dependen de mí e intentando controlar todo -, menos opciones tendré de salir del bache y más posibilidades de tirar más bolas fuera.

Te sugiero que escuches tus voces internas - si tienes saboteadores que te juzgan, por ejemplo - y que hagas el esfuerzo consciente de plantearte si lo que te dicen es racional o irracional. Pregúntate si cada uno de esos pensamientos que te afectan durante el partido tienen lógica y son ciertos o, por el contrario, se basan en miedos irracionales e irreales.

Tanto en el ámbito de la competición como en cualquier otro, estos eventos que consideramos relevantes para nosotr@s tienen una estructura que se puede aplicar a ambos casos y que debemos preparar para tener garantías de éxito: antes, durante y después.

Hoy me centro en la visualización, instrumento muy potente que puede utilizarse en las 3 fases (antes, durante y después) y que te ayudará a estar dentro del partido. A mi modo de ver, no está tan valorado como debiera.

Y digo esto porque esta práctica ayuda a aumentar el rendimiento del deportista y a prepararse para cualquier situación estresante a la que se vaya a someter, como puede ser una competición.

Un buen ejemplo de ello es la reciente medallista olímpica Diana Peleteiro, quien explica con detalle en este vídeo cómo realiza este trabajo con su coach:

https://www.youtube.com/watch?v=LL8kHBh_mBA

Espero que os sirva!


21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo