Buscar
  • Luis Marty

Distinción entrenador mental deportivo vs entrenador deportivo

¡Hola a tod@s!


Este post va sobre el concepto “Coaching deportivo”. Quiero compartir con vosotr@s mi punto de vista al respecto sobre su uso, a raíz de un incidente que hubo hace poco en el mundo del tenis profesional, así como una anécdota de algo que me pasó hace no mucho en un club de tenis de Madrid. Creo que dicho término puede dar lugar a confusión si no se utiliza de manera precisa, así que desde mi doble faceta de entrenador deportivo y entrenador mental de deportistas, espero poder arrojar un poco de luz al respecto, aportando mi punto de vista.


La anécdota que indicaba anteriormente sucedió tras el revuelo que se montó por un incidente sucedido durante la final femenina del US OPEN de tenis 2018, que enfrentaba a Serena Williams con Naomi Osaka. Serena se quejó en ese partido al ser sancionada por recibir supuestamente instrucciones por parte de su entrenador desde la grada, lo cual no está permitido según el reglamento de la ATP (Asociación de Tenistas Profesionales) Algunos medios de comunicación denominan “Coaching” al hecho de que un entrenador dé indicaciones a su pupilo acerca de cómo actuar durante un partido. Si quieres leer la noticia, pincha aquí: https://www.mundodeportivo.com/tenis/20181018/452416588000/el-entrenador-de-serena-williams-pide-permitir-el-coaching.html

Unos días después de este incidente, con el debate abierto acerca de la conveniencia de cambiar el reglamento de la ATP para permitir a los entrenadores de tenis dar instrucciones a sus jugadores durante los partidos, un amigo mío que también es entrenador de tenis me dijo que en un club deportivo en el que trabajó tenían servicio de “Coaching”. Dado que el Coaching es una disciplina relativamente joven en España y su implantación en las escuelas deportivas aún no es muy común, le pregunté por curiosidad en qué consistía exactamente este servicio. Me dijo que se trata la asistencia por parte de un entrenador a sus jugadores durante las competiciones, guiándoles en los aspectos técnico-tácticos durante el desarrollo de los partidos y animándoles en todo momento para ayudarles a ganar. La verdad es que esta denominación de Coaching no me parece errónea, ya que significa entrenamiento y, teniendo en cuenta que la labor del entrenador deportivo consiste en guiar y acompañar a su pupilo en su día a día, ¿por qué no iba a serlo también cuando éste último compite?

La definición de coaching se utiliza a menudo en todo el mundo. Es muy amplia y puede abarcar diversos ámbitos. El significado de esta palabra en castellano es “entrenamiento” y proviene del latín: inde-trahere-miento. Inde- indica que algo o alguien es “de ahí”; trahere- quiere decir “arrastrar o tirar” y miento- significa “instrumento, resultado o medio”. Partiendo de mi interpretación sobre esta definición, el entrenamiento es un conjunto de herramientas y medios puestos en marcha para lograr un objetivo o resultado previamente definido con la mayor eficacia y eficiencia posibles. A esta definición le añado algo que considero fundamental para el logro del objetivo o resultado, que es el propósito. ¿De qué sirve esforzarse al máximo para conseguir algo que no nos motiva? Si hay un propósito que verdaderamente te mueve a hacer lo que haga falta para alcanzar tu meta, lograrás la motivación y las ganas para entrenarte con toda la energía que necesitas para ello.


Hoy en día el término entrenamiento hace referencia a un procedimiento cuya finalidad es obtener conocimientos, habilidades y capacidades en cualquier área para actuar con la mayor eficacia y eficiencia posibles, aunque en principio suele asociarse más al deporte.

Cuando se utiliza en el ámbito del deporte, se refiere al acto en el cual el entrenador deportivo, que es un experto en su disciplina deportiva, utiliza sus herramientas y habilidades para ayudar al deportista y/o equipo a alcanzar su nivel óptimo de rendimiento en pro de que obtenga mejores resultados en su disciplina deportiva. Este entrenamiento tiene los siguientes niveles: técnico-táctico, físico y mental. La dedicación en tiempo, recursos e intensidad a la hora de trabajar cada parte dependerá en gran medida de las necesidades del jugador, de la disciplina deportiva, de los objetivos a alcanzar y del criterio del entrenador, entre otros factores. En cuanto al plano mental, la labor del entrenador deportivo consiste en transmitir a sus pupilos los valores del deporte, tales como respeto (a uno mismo, a los compañeros, al rival, entrenador, árbitros, etc), honestidad, liderazgo, deportividad, humildad, esfuerzo y paciencia; interesarse por el estado emocional de sus jugadores; conocer sus necesidades como deportistas para motivarles y enseñarles habilidades que les sirvan no solo para su deporte, sino para la vida en general, entre otras.


Por otro lado, el Coaching deportivo, entendido como entrenamiento mental deportivo, se trata de un proceso cuya finalidad es acompañar al deportista en un proceso orientado en primer lugar a definir un objetivo relevante para el deportista (por ejemplo: “ser titular en mi equipo”, “aportar todo lo que pueda a mi equipo para que podamos participar en la fase final de un campeonato”), identificar las barreras mentales que le están impidiendo a este avanzar hacia la consecución de su objetivo (por ejemplo: creencias limitantes tales como “no puedo ser profesional de este deporte debido a mi estatura”); adquirir herramientas que le ayuden a plantearse formas diferentes de actuar para abordar y finalmente trazar un plan de acción para alcanzar sus metas eficazmente. Es importante recalcar que el Coach deportivo es un experto en llevar a cabo este proceso, no siendo necesario que tenga conocimientos o experiencia en la disciplina deportiva en la que trabaje con el deportista.



Dicho todo esto, creo que ambas figuras son necesarias a la hora de ayudar al deportista o a cualquier persona que se plantee perseguir logros relevantes a nivel deportivo, personal o profesional. Simplemente, resaltar que se trata de roles diferentes que si se complementan adecuadamente y ambos respetan el ámbito de actuación de cada uno, pueden llevar al deportista a lograr resultados extraordinarios no solo en el ámbito deportivo sino también en el personal.

1 vista